martes, 18 de abril de 2017

VIVIR la Pascua en Ceuta.

La pasada semana tuvimos la gran suerte de abrir las puertas de nuestra casa ELIN a un gran grupo de voluntarios y voluntarias venidos de diferentes partes del mundo. 

Compartir estos días tan importantes ha marcado un antes y un después para muchas personas. Aquí habéis dejado una gran huella y toda vuestra energía positiva impregnada en nuestras paredes, para darnos más fuerza y seguir el camino. 

      

La felicidad cuando es compartida, es más grande, por ello queremos compartir la experiencia de estos días vividos con los que, desde la distancia, también estáis con nosotras:

Miércoles Santo

Llegamos a Ceuta y el grupo de africanos con el que vamos a compartir estos días nos recibe. Camerún, El Congo, Mali.

Compartimos la cena y con ella comenzamos a compartir la vida. Conocemos la casa, nos empezamos a conocer entre nosotros y nos cuentan que esta casa ha acogido ilusiones previas al sueño de la península...

Ya ponemos cara a la emigración con algunos rostros.

¡Comenzamos!

La casa nos recibe, tímida en medio de la ciudad, al igual que a nuestros hermanos, como oasis en mitad de la incertidumbre. Elín.

La hermana Paula nos pone en situación y, a través de una dinámica, aprendemos los nombres de los que viviremos la Pascua. Con ella, compartimos nuestras reflexiones sobre la emigración.

Somos un grupo variado, universitarios en medio de sus estudios, matrimonios, personas comprometidas con emigrantes, todos con fuerzas y sueños de justicia.

Alegría en el ambiente y ganas de compartir. También, una llamada al silencio.

                 

Jueves Santo

Día del Amor fraterno.

Salimos al CETI de Ceuta a invitar a nuestros hermanos de África a una fiesta por la tarde. Unos 900 chicos viven allí con la esperanza de alcanzar la península.

                

                     

                     


Precedió la tarde la Eucaristía, que nos alertó de que en el ambiente de los sencillos vivimos el amor en su ser auténtico. También pudimos escuchar su música, la de los chicos que acompañaron esta fiesta del amor. Nos lavamos las manos unos a otros en un gesto de ofrecimiento y nos dijimos Sí al Amor sincero.

                  

                  

Compartimos la tarde juntos y entre baile y baile seguíamos compartiendo la vida... Porque solo compartiendo somos auténticamente nosotros y dejamos nuestro velo paternalista...

                   

                  

                  

Por la noche fuimos a la valla, el intencionado alambre de rencores e intereses que intenta acortar el sueño de una VIDA DIGNA.

Silencio mientras y Esperanza. Y ganas de seguir luchando.

   

Viernes Santo

Cruz.

                   

En torno a ella, traemos a nuestra oración y recuerdo a todos los migrantes y refugiados y a todos los que sufren en el mundo. Traemos a nuestro encuentro a todos los que están en situación de injusticia, al igual que el Maestro de Nazaret.

Recorremos distintas partes de Ceuta: la playa, el CETI y el Tarajal. Aquí nos detuvimos especialmente, pisamos la misma arena que nuestros hermanos emigrantes y recordamos, una vez más, a los hombres que murieron asesinados en estas aguas el 6 de febrero de 2014. Nos acompañaba un grupo de Camerún que recordaba perfectamente la fecha y la muerte de estos muchachos.

La hermana Paula nos decía que fue ella una de las personas que fue a reconocer los cuerpos sin vida de estos muchos una semana después...

Dolor y silencio. Humanidad de Cristo.

                  

                 


La tarde de este viernes fue sencilla. Jugamos al fútbol, charlamos horas y horas y una parte del grupo vio la película 14 kilómetros.
Fue un momento para, simplemente, estar.

          

En este sentido, hemos descubierto la forma de acercarnos a ellos y es la de la presencia sencilla y cercana, la del tú a tú.

                  

Sábado Santo

Espera, desconcierto, soledad.

Cruzamos la frontera hasta Marruecos y estuvimos en el bosque donde se esconden nuestros hermanos meses e incluso años hasta que pueden pasar al otro lado, a Ceuta.

El azote del viento, las grandes distancias, las montañas cómplices y miles de policías. Un ambiente de frontera. Me resulta imposible creer que esté pisando el suelo que tantos han bendecido al grito de "busa".

La misma tierra que ha tragado muertes de sueños abortados.

Desierto y silencio en el bosque, la humanidad ha muerto. Cómo azota el viento allí.

Contemplamos la hondonada en las montañas que supone el bosque. El hoyo de la desprotección, la herida de la huida. Algunos chicos de

Camerún nos contaban que en ese escondite se sintieron frágiles, sobrepasados por el frío, burlados por los propios perros que avisaban a la policía de que estaban allí refugiados, abandonados. Dios calla en la barrera de la muerte.

Compartimos por grupos, los mismos con los que hemos recorrido este paso a Marruecos, qué momentos de silencio de Dios hemos tenido en nuestras vidas, cuándo creemos que no está Dios presente, cuándo nos

priva de su Esperanza… También traemos a este compartir cuándo hemos reconocido a Dios, cuándo hemos sentido su mano compañera. Por último, se nos proponía entrenarnos en esto de la entrega y la lucha por la justicia, y empezábamos a pensar qué compromisos protagonizaríamos una vez en la península, cómo íbamos a acompasar nuestros pasos a partir de ahora tras la experiencia de la emigración.

                    

                    

Más tarde, ya llegando la noche, y con una gran hoguera en el barranco enfrente de la casa de Elín, giro radical en este día de espera y contemplación.

Regresamos del bosque y vivimos todos, todos juntos, la promesa del Dios a su comunidad, la promesa de la resurrección...Iluminados por las pequeñas velas que encendimos del fuego entramos en la casa y nos admiramos ante la valla que se colocó en medio del salón. El pregón pascual apareció en medio de la noche y al grito de “Ouvrez les frontières” derribamos la valla de la vergüenza entre todos y pasamos al otro lado del salón, en un gesto de atravesar al otro lado, el lado de la luz.

                   

En un intercambio compartimos lo que habíamos vivido estos días y lo que había supuesto para nosotros el encuentro con el hermano migrante. Ellos hablaron sin duda, algunos en francés y algunos en español, y nos transmitieron que de nosotros habían recibido tolerancia y disposición, actitudes alejadas del racismo que viven en Ceuta a menudo. Nosotros les agradecimos su valentía y sus apuestas por la igualdad y, sobre todo, que en apenas tres días, hubieran compartido con nosotros sus pasos hacia la libertad, con todas las heridas y frustraciones que también conllevaba.

Intercambio de Esperanza, intercambio de alientos.


¡R E S U C I T Ó!

               


Con el pecho encogido y la Esperanza rebosante. Buscando la tensión necesaria para que no nos anestesie el mundo, no nos desborde la tristeza y peleemos cada día en nuestras fronteras.

Domingo de Resurrección

Vuelta a casa, compra de velas hechas por los hermanos de África, travesía en ferry, autobuses hasta Pamplona incluso. Cada uno emprende su camino a casa y seguimos compartiendo, entre nosotros, todo lo que la Pascua en Ceuta ha dejado en nosotros.

                    

viernes, 10 de marzo de 2017

CÍRCULO DEL SILENCIO DEL MES MARZO


Como todos los segundos miércoles del mes, nos reunimos el día 8 en la Plaza de la Constitución con el objetivo de hacer una denuncia social y concienciar a la población Ceutí de una forma diferente.
Reivindicamos una vez más nuestra condena a las víctimas que son el resultado de unas políticas de migración que se traducen cada día en muertes. En el año 2017, 1 de cada 34 personas murieron ahogadas en el Mediterráneo que suponen más del doble que en el año 2016.
Por todo lo mencionado precedentemente expresamos nuestra crítica a la Europa de la fortaleza y a las políticas migratorias de la Comisión Europea como la reciente Directiva de Retorno.
Teniendo en cuenta esta fecha especial, el "Día Internacional de la Mujer" recordamos la situación vulnerable en la que se encuentran muchas mujeres migrantes. El fenómeno migratorio no excluye a la discriminación por género, y hoy que es el día de la mujer debemos hacer especial hincapié en ello. El porcentaje de las mujeres inmigrantes que consiguen llegar a nuestro país es elevado, siendo algunas de ellas víctimas de trata, y no podemos ser cómplices de esta situación, por ello pedimos más implicaciones a los gobiernos. A todo esto la dificultad añadida para conseguir un empleo digno y estable de estas mujeres, ya que lo burocrático siempre prevalece.
Por desgracia estas muertes no tienen nombre. Esperamos hoy, iluminar con nuestras velas el camino de aquellas personas que no pudieron abrir los ojos cuando creyeron que estaban a punto de conseguir un sueño.





!NOS VAMOS DE CARNAVAL!


El día 4 de de Marzo las personas que formamos parte de Elín, acudimos a la Cabalgata que se realiza todos los años en nuestra ciudad. Ésta actividad la hemos llevado a cabo con el objetivo de compartir de una forma diferente y qué mejor forma de hacerlo que vivenciandolo con todos/as las Caballas.


Para acudir al Carnaval, hemos confeccionado nuestras propias máscaras. En un taller en donde pintamos, bailamos y compartimos momentos de alegría.






sábado, 11 de febrero de 2017

NOUS SOMMES ENSEMBLE.

El pasado jueves, como cada semana, tenemos nuestro momento en familia gracias al "Dímelo el jueves"

Momento y lugar donde nos conocemos, nos escuchamos, aprendemos y enseñamos, donde nos respetamos y nos divertimos, pero sobre todo, donde vamos forjando relaciones de amistad que nos unen, donde nos sentimos en familia


jueves, 9 de febrero de 2017

CÍRCULO DE SILENCIO DEL MES DE FEBRERO

Ayer, como otros miércoles, comenzamos nuestro CÍRCULO DE SILENCIO trayendo situaciones que en este momento GRITAN JUSTICIA.

La muerte de Samuel, el niño migrante cuyo cadáver fue hallado el viernes 27 de enero en la playa de Zahora (Barbate), nos ha conmocionado a  todos.
        
En lo que va de año, en tan solo un mes, 3.871 personas han llegado a Europa desde África, Asia u Oriente Medio buscando una vida mejor. Casi el 100% han llegado por mar y 246 se han ahogado en el viaje. Además, en todo 2016, más de 5.000 personas murieron en el Mediterráneo, y se estima que un tercio de los migrantes y refugiados son menores de edad. Son millares los que han muerto en el mar por buscar una vida mejor. Detrás de cada número de fallecidos o desaparecidos hay una persona, una familia, un pueblo, una nación; pero también una hambruna, una guerra, una persecución, una extorsión, una injusticia, una pobreza.
          
Es una vergüenza una inmigración trágica que acaba matando a millares de personas adultas, a jóvenes y niños, para la que no se buscan soluciones eficaces suficientes, ni en sus países de origen, ni en los de tránsito, ni en los de su llegada. La muerte de este niño, además, pone en relieve cómo los niños son los más vulnerables en el drama de las migraciones y están expuestos aún a mayores riesgos.

La única forma de evitar las muertes en el Mediterráneo es estableciendo rutas seguras y legales. España tiene una gran responsabilidad ya que la frontera sur es la puerta de entrada de muchos migrantes y refugiados y debe hacer todo lo posible para protegerles y darles una acogida digna.
              
La bienvenida que se hace en Europa a la infancia refugiada no está a la altura de la situación actual. En 2016, siete  de cada 10 niños solicitantes de asilo en Europa huía de los conflictos de Siria, Afganistan e Iraq. En Febrero de 2016, la Oficina de EUROPOL denunciaba que 10.000 NIÑOS migrantes y refugiados, no acompañados, se encontraban en paradero desconocido. Actualmente hay niños y niñas en Grecia y Turquía atrapados en ninguna parte, cuya familia se encuentra ya en la Unión Europea.

A pesar de que 3.754 niños y niñas solicitaron asilo en España en 2015, el sistema de asilo no está adaptado a las necesidades de las familias y de los menores que viajan solos.  La infancia queda desprotegida y es ignorada en los acuerdos y en las políticas que se están estableciendo. España está anteponiendo la condición de migrantes a la de menores de edad y existen contradicciones entre las leyes y las prácticas dirigidas a controlar los flujos migratorios y las que tienen que fin proteger a los niños. En este sentido, el Gobierno debería garantizar entradas seguras, sin obligar a nadie a hacer un viaje peligroso y lleno de obstáculos. Además, el Gobierno español debe liderar e impulsar un cambio de políticas europeas para dar respuesta a esta crisis de refugiados, velando por los derechos de los niños de forma prioritaria. Por un lado, debe apoyar y promover políticas orientadas a garantizar que los refugiados reciban protección en la Unión Europea, de acuerdo con el derecho internacional. Y por otro, debe garantizar que la ayuda oficial al desarrollo no está condicionada a las políticas migratorias de los países de origen.

También pedimos a LA UNIÓN EUROPEA QUE CUMPLA EL DEBER DE SOCORRO. 430 entidades denuncian la pasividad de la Unión Europea ante la emergencia humanitaria en Grecia y los Balcanes Más de 75.000 migrantes y refugiados llevan meses varados en Grecia, la antigua República yugoslava de Macedonia, Serbia, Eslovenia, Croacia, Hungría y Bulgaria, muchos de ellos a la espera de su reubicación a otros países de Europa. El sufrimiento de estas personas se ha agravado con la llegada del invierno, uno de los más fríos en los últimos años. Las temperaturas bajo cero por la ola de frío polar que azota Europa estas semanas, unido a las pésimas condiciones en que viven muchas de estas personas ha provocado numerosos problemas de salud, congelación de miembros o incluso, riesgo de muerte. A pesar de los esfuerzos llevados a cabo, el hecho es que la preparación de todos los campamentos para el invierno no se ha completado y muchos refugiados continúan viviendo en tiendas. "Se trata de salvar vidas, no de papeleos y de cumplir las disposiciones burocráticas", ha advertido el Alto Comisionado para los Refugiados (ACNUR). Médicos Sin Fronteras ha denunciado el pasado jueves que se han registrado ya casos de congelación de miembros entre los alrededor de 2.000 migrantes y refugiados que se encuentran atrapados en Belgrado, donde en los últimos días se han registrado temperaturas bajo cero.

Hoy, con nuestro silencio, queremos expresar nuestra solidaridad, nuestra denuncia y exigir a los Gobiernos de España y de Europa que velen por los derechos DE TODOS LOS REFUGIADOS E INMIGRANTES en especial por los de los niños y  que se garanticen  entradas seguras, sin obligar a nadie a hacer un viaje peligroso y lleno de obstáculos. Especialmente, tenemos presente a  SAMUEL el niño que apareció muerto en la costa de Barbate.
              

martes, 7 de febrero de 2017

IV MARCHA POR LA DIGNIDAD

El pasado sábado, día 4 de febrero, tuvo lugar la IV MARCHA POR LA DIGNIDAD. 

        

Día que llevábamos organizando y esperando desde Elín con mucho empeño. 

Recordamos a las víctimas de aquel fatídico día, pero no solo a ellos, sino también a todas las que las actuales políticas migratorias nos dejan.. políticas que solo siembran injusticias, miseria y desesperación. Políticas que arrebatan sueños, que arrebatan vidas. 

           

El día comenzó con una actividad en la Playa de Benítez, un taller de pancartas que fue todo un éxito por la participación y los mensajes. 

        

Desde allí, fuimos caminando hasta el Salón de Actos del Ayuntamiento, donde estaba esperándonos una mesa redonda que fue todo un éxito. Queremos dar las GRACIAS a Patricia, Sani y Andrés por transmitirnos tanto, por hablar con tanta humanidad, por llamar a las cosas por su nombre, por vuestra lucha incansable por la JUSTICIA.

       

Llenamos no, ¡abarrotamos el salón!. Esperamos que, nuestros aplausos unidos, os dieran fuerza para seguir defendiendo lo que pocas personas defienden.

            
¡TODOS TENEMOS LOS MISMOS DERECHOS!

Posteriormente, salimos a la Plaza de África donde también disfrutamos de una comida juntos, gracias a un buen grupo de voluntarios que organizó todo lo relacionado con ella, desde la recogida de los bocadillos y las bebidas, su repartición, la recogida de basura, etc. Todo con una sonrisa, en diferentes lenguas.
      
      
  













Después de la comida, cantamos la canción de TIKEN YAH FAKOLY "Plus rien ne m´etonne", gracias a los chicos/as del Taller de música que lo prepararon con tanto cariño. Entonamos fuerte, cantamos juntos, fue una bonita manera de comenzar a ponernos en marcha...

          
                                            

Con fuerza, empezamos la IV MARCHA POR LA DIGNIDAD...

        

Caminamos, con nuestras pancartas, con nuestras ganas de cambiar la situación y hacer justicias, caminamos entonando gritos de esperanza...

NINGUNA SER HUMANO ES ILEGAL
NO MÁS MUERTES EN LAS FRONTERAS
EUROPA, PRIMERO LAS PERSONAS
MÁS SOLIDARIDAD CON LAS PERSONAS MIGRANTES
PASAGE SEGURO EN EL MEDITERRÁNEO



Llegamos al Tarajal, nos pusimos frente a frente con esa monstruosa valla que ha sido testigo de tantas injusticias e humanidad, y gritamos con más fuerza.



Leímos el Manifiesto, Keita cantó una canción y encendimos farolillos que lanzamos al cielo. 



GRACIAS por a todas las organizaciones venidas desde los diferentes puntos de España, por aquellas que no estuvieron físicamente pero las llevamos con nosotros, gracias a todas aquellas personas que participamos y estamos en Ceuta. Seguiremos luchando porque en nuestra frontera sur se haga justicia, seguiremos diciendo que LA EUROPA FORTALEZA MATA, que no queremos ser cómplices de ella colaborando en el expolio y la violencia que deja sin oportunidades a los pueblos del Sur global empobrecido, que les obliga a huir y que, a su paso, coloca cuchillas y levanta vallas. 

Esta Europa está muy lejos de construir un mundo solidario y democrático, ya que contribuye, cada vez más, a la ruptura de puentes y la exaltación de la xenofobia...

Esta es la cuarta vez que nos reunimos y hacemos esta marcha y seguiremos viniendo mientras no se esclarezca la verdad y no haya justicia y reparación para las víctimas de las fronteras y sus familias.