sábado, 21 de abril de 2018

ACOGER, ACOGIENDO.


El pasado día 9 de abril acogimos en ELIN a un grupo de personas de Cáritas, CONFER, 

Compartimos una actividad muy emotiva en torno a un tema tan importante como LA ACOGIDA. 

Comenzamos practicando esta acogida con los recién llegados para que se sintieran bien en "nuestra casa". Mediante un teatro y diferentes refranes, pudimos comenzar a hablar sobre ello y sentirlo.
Después, las personas que acababan de llegar se presentaron y nos contaron cómo realizan dicha Acogida en sus casas y sus organizaciones.
A continuación, les contamos cómo nos gustaría ser acogidos cuando el momento del "laissez passer" llegue.

Fue un intercambio muy positivo para todxs.
¡Os agradecemos vuestra visita y esperamos volver a vernos!


COMUNICADO DE MIGREUROP.

Elin forma parte de Migreurop y por ello, queremos compartir con vosotrxs el comunicado que han elaborado las Asociaciones que forman parte.

Migreurop exige a España y Marruecos que respeten los derechos de los niños y niñas migrantes.

El aumento de embarcaciones que están llegando a las costas españolas que está provocando un número de muertes nunca vistas en la zona, el aumento de los niños y niñas migrantes no acompañados en las calles de las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla, así como la muerte de dos de ellos en la última semana en Ceuta y Beni Ansar o el aumento de la violencia en los campamentos del norte de Marruecos hacen que sea urgente un cambio en las políticas migratorias. 

Los acuerdos firmados entre España, la Unión Europea y diferentes países africanos –entre los que se encuentra Marruecos- para el control migratorio están agravando la violación de derechos de las personas migrantes y mostrándose ineficaces.  

En los últimos meses estamos asistiendo a un aumento del número de personas migrantes y/o demandantes de asilo, que tratan de llegar a territorio europeo a través de la denominada frontera sur. 

Esta situación, provocada no sólo por el taponamiento de otras rutas sino también, y en mayor medida, por la inexistencia de vías legales y seguras de acceso en Europa, está provocando que en 2017 se haya triplicado el número de personas que han llegado a las costas españolas: sólo en 2018 más de 520 personas han fallecido en el Mediterráneo, de las cuales más de 140 trataban de llegar a España. 

Así mismo, ha aumentado el número de personas que en situación de especial vulnerabilidad a las que en muchos casos no se está dando la atención necesaria. 

Es el caso de los niños y niñas que migran solos y que vagan por las calles de las ciudades autónomas sin que las administraciones públicas asuman sus competencias de protección y tutela de los mismos. 

Esta situación se ha visto agravada en la última semana con la muerte de dos de ellos; uno en Ceuta y otro en la frontera de Beni Ansar, en ambos casos por atropellos de camiones. Migreurop, y sus organizaciones en el estado español, no sólo lamentan esta situación, sino que exigen de forma inmediata a ambos países medidas de protección a estos niños y niñas en ambos lados de la frontera, de acuerdo a las legislaciones vigentes y en especial a la Convención sobre los Derechos del Niño (CDN).” 

El aumento de la violencia en ambos lados de la frontera, con el uso de prácticas como las devoluciones en caliente por parte del estado español o el uso de material antidisturbios son vulneraciones inaceptables. 

Así como el desalojo forzoso de asentamientos en territorio marroquí y  el acoso a personas y entidades defensoras de los derechos humanos., 

Estas prácticas habituales en la frontera sur deben finalizar de forma inmediata no sólo por su cuestionable legalidad, sino también porque muestran la ineficacia de unas políticas de control de fronteras, y de repatriación, que son incapaces de dar respuesta a una realidad compleja y que se está cobrando miles de vidas anualmente. 

Migreurop propone un cambio de enfoque de las políticas migratorias, cuyo primer paso sería la apertura de forma inmediata de vías legales y seguras y la derogación de todos los acuerdos bilaterales de repatriación con países que vulneran los Derechos Humanos, el cumplimiento de las obligaciones legales de protección de la infancia y el establecimiento de  un diálogo en el que dibujar un nuevo enfoque de las políticas migratorias respetuoso con los derechos humanos y el derecho a la movilidad.


CÍRCULO DE SILENCIO DEL MES DE ABRIL

El pasado miércoles 11 de abril tuvo lugar el círculo de silencio en Ceuta, compartimos el comunicado que leímos:

Un mes más, queremos ser la voz a través de nuestro silencio de todas las personas inmigrantes y refugiadas silenciadas.

El pasado viernes, un joven fue atropellado y murió en el Muelle de la Puntilla en su intento de llegar a la península en busca de un futuro mejor. Ha sido una muerte evitable e innecesaria que pone de manifiesto la situación de vulnerabilidad y desprotección que sufren estos jóvenes y menores. Pedimos justicia para que hechos como éste no se repitan ni queden impunes, que nadie tome la justicia por su mano y se valore la vida de cada persona por encima de su situación.

Por otra parte, cada vez más inmigrantes se lanzan al Mediterráneo para tratar de alcanzar las costas españolas. Durante los tres primeros meses del año, un total de 139 personas han fallecido en su intento de llegar a las costas españolas a través del Mediterráneo, según la Organización Internacional de las Migraciones (OIM). La cifra es tres veces mayor a la registrada en el mismo periodo del año pasado.

El pasado 1 de abril, Ass, único superviviente de un naufragio en Tarifa, confirmó que su primo era uno de los fallecidos. “Los vi en el agua y gritaban a mi alrededor… Veía sus caras, gritaban. Hasta que dejaban de hacerlo". Localizaron cuatro cuerpos sin vida, pero entre ellos no estaban todos: siete compañeros más habían desaparecido. Seck era una de las personas que rogaba auxilio desde la embarcación… Hasta que se hizo el silencio.

Es uno de los nombres escondidos entre las cifras de fallecidos registradas durante el primer fin de semana de abril, cuando las fuertes olas empujaron al agua a once de los doce migrantes que aquel día decidieron tratar de alcanzar las costas españolas desde Marruecos.

Tras cada número, una familia preocupada teme confirmar la peor de las sospechas.

Tres bomberos sevillanos se enfrentan en Grecia a penas de hasta 10 años por rescatar personas en el mar cerca de la isla de Lesbos, su barco de salvamento sigue detenido, secuestrado preventivamente por orden de un juez en Sicilia, donde acusan a sus tripulantes de favorecer la inmigración irregular.

El Mediterráneo corre el peligro de quedarse sin testigos de las tragedias que siguen ocurriendo día tras día.

La estrategia de criminalización de la sociedad civil movilizada en defensa de los derechos de migrantes supone perder instrumentos vitales para salvar vidas, además de un apagón informativo de primer orden porque ya apenas quedarán testigos civiles de lo que el mar se traga, de lo que el mar sepulta. Necesitamos explicaciones claras y políticas activas de los gobiernos europeos que no quieran ser cómplices de esta vergüenza.


¡BASTA YA! 
POR UN ESTRECHO DE VIDA Y ESPERANZA! 
¡POR UN MAR SOLIDARIO Y ACOGEDOR! 
NO MÁS MUERTES EN EL ESTRECHO.





RELACIONES SIN FRONTERAS EN LA UNIVERSIDAD DE CEUTA

Como cada año, seguimos repitiendo el Proyecto que llamamos "Relaciones sin fronteras" en el Campus Universitario de Ceuta con los y las alumnas de primer año de enfermería en su asignatura de "Transculturalidad".

El objetivo principal del proyecto consiste en crear un espacio de encuentro que genere cambios y sensibilice ante la realidad migratoria, conseguimos reunir al alumnado de la universidad con las personas que pertenecemos a ELIN y desarrollamos dinámicas entorno a la salud y a las relaciones personales e interculturales.

Durante seis días del mes de marzo hemos estado en el Campus Universitario realizando actividades en las horas de los Seminarios de esta asignatura impartida por el profesor Ángel Quero, pero no solo estos días hemos trabajado sobre la salud, la sanidad y las relaciones sociales; nuestro equipo ELIN ha estudiado y trabajado duro durante los días previos e intermedios a estos encuentros para poder expresarnos bien en castellano y compartir nuestras inquietudes con más jóvenes.

Hemos vivido momentos muy bonitos y divertidos en los cuales hemos aprendido todos y todas.

Hemos experimentado el intercambio y los lazos que se iban creando nos dan un aire de esperanza y nos animan a seguir sensibilizando a la sociedad estudiantil y a la sociedad en general, sobre nuestra premisa más importante: TODOS Y TODAS SOMOS IGUALES.









lunes, 16 de abril de 2018

CELEBRACIÓN DE LA PASCUA 2018


"Ouvrez les frontières, laissez nous passer"




Del miércoles 30 de marzo al 1 de abril, un grupo de 25 jóvenes de la península y de algunos países de Asia, nos juntamos para celebrar la Pascua en Ceuta. 


Uno de ellos así nos lo cuenta:

“Tanto que criticamos el muro de Trump (como es obvio), pero en España tenemos dos vallas: una en Ceuta y otra en Melilla.

He tenido la oportunidad de vivir una Pascua al lado de inmigrantes que han conseguido cruzar la valla de Ceuta. Gente súper válida, con un gran corazón y una increíble capacidad de adaptación y supervivencia. Héroes que ríen hasta en las peores condiciones, que bailan para derribar barreras, que solo buscan una vida mejor, y que siguen adelante con una fe fortísima. Buena gente que ha tenido que pasar por la pérdida de sus hermanos en el mar, por llevar el “mapa de su viaje” marcado en el brazo, por dejar a su familia a miles de kilómetros, y por golpes y palizas para evitar su entrada a nuestro país y, por tanto, a Europa.


Han pasado por todo esto para conseguir llegar a Europa, tener aspiraciones y poder volver a mejorar su país evitando que se desangre por su partida. Pero se les impide el paso violando absolutamente los Derechos Humanos que tanto nos hacen creer que se cumplen siempre. Nos hacen creer que son mala gente que nos va a quitar nuestros trabajos y nuestras becas, pero solo quieren tener una vida igual de digna que la que tenemos nosotros, a pesar de ser los que les explotamos haciendo desigual el aprovechamiento de los recursos de las zonas en las que, por suerte o por desgracia, nos ha tocado nacer.

¿Por qué no regular la inmigración de una forma más humana mediante visados y acuerdos de estancias temporales? ¿Por qué siempre tiene que ganar el maldito dinero y no la humanidad? Cuesta más dinero mantener las condenadas vallas que abrir las fronteras y regular la entrada con palabras y corazón…

Además de vivir esta experiencia con los afortunados que han conseguido sobrevivir y llegar ahí, que “ya solo” les queda esperar y seguir buscándose la vida, pude ver en Marruecos a los que todavía no han pasado la valla, a los que les queda un durísimo camino todavía. Unos chavales con una actitud siempre positiva y luchadora, un grandísimo ejemplo para todos nosotros. Unos chavales que han dejado de ser chavales por lo que han tenido que vivir y que se les maltrata por no tener un papelito que les hace iguales. Unos chavales que tienen nombres propios, que son Malick, Isabella, Mamadou, Boubaca, Mohamed, BigJoe, Michelle, Fredy, Pierre… Y muchos más.

Por que el mundo entre en razón. Por que se acabe el miedo y el rechazo por el desconocimiento y la desinformación. Por abrir las fronteras y nuestro corazón. Por la libertad. Ça va aller! BOZA!

Gracias Paula, gracias Teo, gracias Cande, y gracias a toda la Asociación Elín por estar del lado de los pobres y olvidados, muchas gracias por todo vuestro trabajo y por dejarnos vivir esta experiencia. Gracias por dar nombre a esta realidad, por conocer todo lo que rodea a este monstruo que hemos creado y que lo único que hace es deshumanizarnos cada vez más.”










jueves, 22 de marzo de 2018

Elín participa este fin de semana en acciones en Madrid y Sevilla


El pasado sábado, 17 de marzo, tuvo lugar en Madrid una mesa de experiencias que organiza el Grupo de Acción Comunitaria dentro del Curso " salud mental en situaciones violencia política y catástrofes", más concretamente en el módulo de Migración.
El objetivo de participar en esta iniciativa era poder compartir experiencias de Nador, Ceuta y Madrid, y reflexionar de manera colectiva dentro del marco psicosocial. 
Nos gustó mucho presentar "Elín", hablamos sobre nuestra filosofía, los objetivos, las actividades e hicimos una contextualización sobre Ceuta y la Frontera Sur.
Fue muy interesante escuchar a Esther Fraile quien nos hablaba de la Delegación diocesana de migraciones en Nador, a Carlos Bargueiras quien nos contaba su experiencia con el grupo LGTBIQ en la Fundación La Merced y a Patricia Fernández quien nos emocionó con su testimonio del proceso en el Tarajal junto con Caminando Fronteras.
Mientras tanto en la Feria Anarquista del Libro en Sevilla, Elín participó en una mesa redonda sobre la "represión a activistas pro derechos humanos en la frontera sur" junto a José Palazon de PRODEIN - Melilla y Ernesto Maleno de Camninando Fronteras. Desde nuestras diferentes perspectivas presentamos la situación de derechos humanos en la frontera sur. Compartimos la largas experiencias que tiene Elín en Ceuta, PRODEIN en Melilla y caminando Fronteras en Marruecos con el público muy interesado de la Feria y ns unimos una vez más en la lucha contra las violaciones de los derechos humanos de todxs lx migrantes.


viernes, 16 de marzo de 2018

COMPAÑER@S DE RUTA...

Ayer recibimos una visita muy especial: Compañeros y compañeras de APDHA y otras entidades europeas vinieron a Ceuta porque están realizando un proyecto llamado "The Route of Solidarity"-La ruta de la solidaridad- en el que pretenden aumentar el número de ciudadanos/as activos/as que fomenten y promuevan la inclusión y la comprensión entre las personas migrantes y refugiadas y la sociedad europea.
El encuentro tenía como finalidad conocernos e intercambiar, actualizar y ampliar conocimientos sobre la realidad de la migración en cada uno de los diferentes países.
Fue muy positivo para todos y todas, nos sentimos muy bien pudiendo contarles cómo es la realidad de Ceuta, pudimos plantear las cuestiones importantes para nosotras y compartimos una estupenda cena.
¡Gracias por recordarnos que no estamos solas, que somos muchas personas las que luchamos por una acogida real, que la Europa que queremos no es la de las concertinas y las vallas!